Biodiversidad en la reserva de la biosfera

Algunas plantas han desarrollado sus propias subespecies, que tan solo existen en las Islas Canarias

san-marco-la-palma

En mitad del océano Atlántico, en las Islas Canarias, han sobrevivido plantas que tan solo se encuentran en muy pocos lugares del mundo o que han desaparecido con la era glacial.

Otras han desarrollado sus propias subespecies, que tan solo existen en las Islas Canarias.

Algunos de estos endemismos existen tan solo en una única isla y a veces incluso únicamente en una zona muy concreta.

La situación remota, las diferencias de altitud de más de 2.400m sobre una superficie de tan solo 706km², la influencia de los vientos alisios y la humedad resultante de las nubes, convierten La Palma en la isla más verde.

Aún así, la isla presenta paisajes completamente diferentes. Hay zonas áridas como las zonas volcánicas situadas en el sur, pero también hay un frondoso bosque de laurisilva con barrancos de difícil acceso en el norte de la isla.  Las numerosas zonas de vegetación y los microclimas resultantes crean una gran biodiversidad.

La Palma – Reserva de la biosfera

agrarlandschaft-nord-westen-la-palma

Aunque a lo largo de los siglos el hombre ha influido mucho sobre la naturaleza de La Palma por medio de la construcción, el aprovechamiento de la madera y la agricultura, se ha conservado una vegetación densa y rica en especies.

Ya en el año 1983, se declaró reserva de la biosfera la zona de "El Canal y Los Tilos" y desde el año 2002 toda la isla ha sido protegida con el objetivo del desarrollo sostenible.




En el Centro de Visitantes encontrará mucha información sobre la laurisilva y sobre las fuentes.

En el municipio de San Andrés y Sauces, al noreste de La Palma, es posible sumergirse en una selva que ya tan solo existe en muy pocos lugares.

Gracias a sus fuentes y a las precipitaciones de las nubes de los vientos alisios, la laurisilva se asemeja a una selva con espesas lianas, musgos, helechos gigantes y flores silvestres raras.